Fibra Sensible

AQUÍ SIGO… Y NO, TODAVÍA NO SOY MAMÁ

| |

Este post es sólo porque merecéis que de señales de vida después de tantos meses. Algunas ya lo sabéis pero perdimos a nuestro 6o hijo este verano a las 8 semanas. Fue resultado... LEER MÁS

NO TE RINDAS

| |

Hay momentos en que una se dice: no puedo más. Son esos momentos oscuros, muy oscuros que todas las que estamos metidas en este laberinto que es la infertilidad hemos sufrido alguna vez.... LEER MÁS

LA VIDA ME SABE MEJOR

publicado en: Mi historia | 0

Este post se escribió el 3 de marzo de 2014

Hoy es un GRAN día, estupendo y maravilloso. Por qué? Pues porque en pocas horas llegará a este mundo una nueva vida después de cinco años de gestación. No, no estoy loca y sí, habéis leído bien: han sido 60 meses.

Sesenta desde que una mujer deseó por primera vez ser madre. Y lo intentó. Y fracasó. Y lo volvió a intentar. Y volvió a fracasar. Pero nunca se rindió. Y cuando ya no pudo más sacó fuerzas de su interior para levantarse de nuevo. Y hasta hoy, que está dando a luz a su bebé.

Lo más increíble es que además, cuando estaba a punto de tocar fondo, resurgió de sus cenizas tal cual ave Fénix y creó un blog donde compartir su camino. Fue punto de encuentro para muchas mujeres más, que como ella, estamos en este viacrucis que es la infertilidad.

Es curioso que mañana mucha gente va a felicitarla porque por fin será oficialmente madre pero intuimos que ella no sabe en qué momento empezó a sentirse mamá, lo que sí sabe es que fue hace mucho, mucho tiempo.

Todas sabemos que en el larguísimo camino de piedras que es la infertilidad una se siente mamá desde casi el primer momento. Esperamos cada resultado con ansia, sufrimos por los síntomas, estamos dispuestas a hacernos análisis periódicos, pruebas y ecografías y lloramos por nuestros bebés no nacidos como lo haría una madre que hubiera perdido a su retoño. Y no depende el dolor de que si un resultado negativo en pipitest es menos hiriente o de que si un aborto duele más. Otra cosa es el tiempo que dure ese dolor, lo intenso que se haga, lo que tarde en difuminarse, la cicatriz que deje… Pero el relámpago fulminante que nos atraviesa el corazón quema, sí o sí.

Muchas estáis a punto de conseguirlo. Otras ya habéis cruzado la línea roja de las 12 semanas, o la de las 20… Es intenso, somos tremendamente atrevidas y valientes pero nunca abandonamos del todo ese miedo que nos acompaña como una sombra. Y es que siempre vamos a sufrir por el embarazo como infértiles, no como embarazadas corrientes.

A pesar de todo lo sufrido y de seguir con mi lucha, sea cual sea mi destino, cada día habrá merecido la pena.

Hoy se cumplen 60 meses. Otras mujeres llevan 27, algunas 34 e incluso hay quién arrastra ya 75. Yo llevo 42. En este blog os hablaré de esos 42 meses y de mucho más.

Des de aquí quiero dar las gracias a Noe (por todo lo que has construido) y de corazón le mando mi enhorabuena por su milagrito que está trayendo al mundo en este mismo instante. También os quiero agradecer a todas y a cada una de vosotras los momentos compartidos, que hagáis posible cada día la #infertilpandy y también quiero deciros que sois las culpables del título de este post! 

 

1 2